Auroras boreales provocan aumentos de temperatura extremos en Júpiter

Estudios recientes entorno al gigante gaseosos del sistema solar, han revelado nuevos datos a cerca de la dinámica planetaria de Júpiter, un nuevo estudio liderado por la Universidad de Leicester, en Inglaterra, ha determinado que las auroras que se desarrollan en ese planeta son las responsables de su extremo calentamiento atmosférico.

Mediante una colaboración entre astrofísicos, se ha logrado llevar a cabo la construcción del mapa global más completo de Júpiter, gracias este trabajo se ha descubierto que las auroras de Júpiter son responsables del calentamiento de todo el planeta.

¿Qué son las auroras Boreales?

Las auroras boreales son un fenómeno atmosférico de tipo óptico que ocurren cuando las partículas cargadas de energía quedan atrapadas en el campo magnético de un planeta: su impacto deriva hacia los polos magnéticos, movilizando átomos y moléculas en la atmósfera para generar emanaciones de luz y energía. En la Tierra, el fenómeno produce el fantástico espectáculo lumínico que forman la Aurora Boreal y la Aurora Austral.

¿Cómo se origina este extraño fenómeno en las auroras de Júpiter?

Una vez comprendido lo anterior, cabe destacar que este proceso es más complejo en Júpiter, esto se debe a que los materiales volcánicos emitidos por su luna Ío provoca que la aurora más poderosa en el sistema solar aumente las temperaturas en diversas regiones del planeta.

La actividad volcánica presente en la luna del gigante gaseoso fue observada por primera vez durante las misiones Voyager de la NASA, dónde a finales de la década de 1970 observaron por primera vez la erupción simultanea de nueve volcanes en Ío. El Vulcanismo generado por este satélite natural generan afectaciones en el directas en el campo magnético de Júpiter, lo que a su vez genera un impulso en la energía que emiten las auroras del gigante gaseoso.

En tiempos recientes, gracias a las observaciones realizadas por el telescopio Keck en Hawái, los investigadores han logrado producir mapas de temperatura de Júpiter a gran detalle. Gracias a estos mapas, los científicos han logrado comprobar que las zonas de mayor temperatura en el planeta se encuentran donde se generan las auroras boreales.

Finalmente, se ha descubierto que hay un periodo de actividad energética de mayor intensidad, la cual es probable que sea impulsada por la comprensión del viento solar en el cual se observó una estructura a escala planetaria de altas temperaturas, que se propagaría directamente desde las auroras. Como resultado, las observaciones hechas este fenómeno indican que la atmósfera superior de Júpiter se calienta principalmente por la redistribución de la energía que proviene de las auroras

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario