La nueva normalidad dispara crecimiento de los tenis

La nueva normalidad que vino derivada del Covid-19, adapto una moda, misma que modifico la vestimenta de los mexicanos. El zapato y zapatilla quedo rezagado ante la creciente del zapato tenis o sneakers, la cual reporta su crecimiento de poco mas del 30%.

Lust ubicada en Presidente Masaryc, Polanco reabrió después de varios meses complicados debido a la pandemia que aun sigue vigente.

“El hábito de muchas personas cambió con el home office . La forma de vestir se relajó y también el hecho de estar en casa y ver los lanzamientos [de productos] y cosas que no frenaron fue lo que levantó el ánimo en muchos de los clientes”, dijo el director general de la tienda mexicana multimarca Lust, Camilo Méndez.

Después de meses de negocios cerrados, la firma abrió un nuevo espacio en Masaryk, ante la demanda de usuarios que quieren regresar a las tiendas a comprar, sin embargo, comenta que el 50% de los consumidores se han acostumbrado a pedir sus tenis en línea.

El hecho de que hayan regresado las grandes y exclusivas marcas a la prestigiosa avenida demarca que el gusto de los consumidores sigue siendo sobre las ya favoritas Adidas, Nike, Reebok, New Era, entre los 20 grandes.


“Tenemos un crecimiento y está repuntando. Este sector sobrellevó la pandemia. Un reto fue regresar a tiendas físicas, ya que estamos vendiendo en línea y muchas cosas se agotaban.

“Lo que buscamos en esta apertura es darle al consumidor y al cliente una experiencia diferente, como un lugar de esparcimiento”, explicó.

Según la firma de estadísticas de mercado Statista, se estima que el valor del mercado mexicano en calzado es de 4 mil 49 millones de dólares, teniendo una proyección de crecimiento de el 8.6% hasta 2025.

En un vistazo global, este segmento se ha visto altamente beneficiado en los meses de la pandemia del Covid-19.

Los datos de Statista muestran que en 2021 la categoría alcanzará un valor de 78 mil 594 millones de dólares, un crecimiento de 11% comparado con el cierre del año previo y con buenas perspectivas hacia 2025, cuando se prevé que alcance 102 mil 735 millones.

Mientras tanto en Sanborns se dieron reportes de que cayo la venta de ropa formal, eso derivado de un consumidor que prefirió trabajar cómodo desde su casa, dejando de lado la ropa de trabajo y adquiriendo electrónicos y computadoras entre otros.

“No pasó así en la moda, que se vio afectada por una menor demanda de ropa y calzado formal debido al teletrabajo y no poderse probar las prendas. Tampoco hubo posibilidad de promocionar la perfumería y cosméticos”, explica en su reporte financiero del segundo trimestre de 2021.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario