Ample ve el futuro eléctrico en transporte

Ample

Ample, esta startup se ha centrado en resolver los problemas de aprovisionamiento de energía a los coches eléctricos y ha obtenido un respaldo importante.

Poco se sabe de una empresa que se encuentra en fase incipiente. Pero ya ha atraído los afectos de grandes compañías petroleras, un sector que busca reinventarse a la electricidad, en cuanto a su oferta para automóviles se refiere.

Ample saltó a los titulares por la ronda de financiación que cerró recientemente en 31 millones de dólares. Sobre todo destacaron dos nombres entre los inversores: Shell y Repsol.

La entrada de Shell en el terreno de la energía eléctrica destinada a vehículos no es nueva. Adquirió NewMotion, una firma con 30.000 puntos de carga repartidos por Europa y explora la transformación de sus gasolineras.

La propuesta de Ample va en esa dirección: pretende mejorar el aprovisionamiento energético de coches eléctricos.

 

Lee también Tormenta solar “Caníbal” se acerca, según la NASA

 

En este escenario, Ample ha señalado que pretende ofrecer una carga completa a cualquier vehículo en solo unos minutos. Es una alternativa a la carga tradicional, incluso a supercargadores.

Entre la tecnología que emplea la empresa se encuentra un sistema de batería inteligente y robótica autónoma.

Aquí hay que leer entre líneas. Un documento de la compañía señala que esta trabaja en un cambio de baterías automático. Y esto encaja con lo que Ample ha dado a conocer públicamente, sin describir nunca su servicio profusamente. Es decir, un vehículo llegaría al lugar donde el sistema robótico le cambiaría la batería por otra al 100%.

La empresa ha afirmado que su sistema será válido para cualquier coche en cualquier parte del mundo. Es una apuesta tecnológica arriesgada.

Tesla ya lo ha intentado, de momento sin éxito, y solo en las scooters parece haber funcionado un concepto así. Pero Ample cuenta con un respaldo importante para continuar su trabajo.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario