AirTags de Apple, usados para seguir a personas o robar autos

Un AirTag es básicamente un disco de 31,9 milímetros de diámetro el cual puede rastrear tu ubicación y que Apple empezó a vender a principios de este año como una forma de “estar al pendiente de tus cosas”.

Estrada, de 24 años, no tenía uno, ni tampoco los amigos con los que estaba. La notificación en su celular decía que el AirTag había estado por primera vez con ella cuatro horas antes. Un mapa del historial del AirTag mostraba el recorrido en zigzag que Estrada había hecho por la ciudad mientras hacía mandados.

Ashley Estrada estaba en casa de una amiga en Los Ángeles cuando recibió una extraña notificación en su iPhone: “AirTag detectado cerca de ti”.

“Me sentí violada”, dijo. “Pensé: ¿quién me está rastreando? ¿Cuál era su intención conmigo? Me dio miedo”.

En los últimos meses, la gente ha publicado en TikTok, Reddit y Twitter que ha encontrado AirTags en sus autos y en sus pertenencias. Cada vez es más grande la preocupación de que los dispositivos puedan estar fomentando una nueva forma de acoso, algo que los grupos de defensa de la privacidad predijeron que podría ocurrir cuando Apple presentó los dispositivos en abril.

AirTags

El New York Times habló con siete mujeres que creen haber sido rastreadas con AirTags, incluyendo una joven de 17 años cuya madre colocó a escondidas una en su carro para estar al tanto de su paradero.

Algunas autoridades han empezado a examinar más de cerca la amenaza que suponen los AirTags. El Departamento de Policía de West Seneca, en Nueva York, advirtió hace poco a su comunidad sobre el potencial de rastreo de los dispositivos después de que se encontrara un AirTag en la defensa de un auto.

La policía de West Seneca informó que Apple cumplió con un citatorio para obtener información sobre el AirTag en el caso, lo que podría dar lugar a la presentación de cargos.

Y en Canadá, un departamento de policía local anunció que había investigado cinco incidentes de ladrones que colocaban AirTags en “vehículos de alta gama para poder localizarlos y robarlos después”.

Los investigadores creen que los AirTags, equipados con tecnología Bluetooth, podrían estar revelando un problema más generalizado de rastreo con tecnología. Emiten una señal digital que puede ser detectada por dispositivos con el sistema operativo móvil de Apple. Esos dispositivos avisan después dónde se vio por última vez un AirTag. A diferencia de otros productos similares de la competencia, como Tile, Apple ha añadido funciones para evitar abusos, como notificaciones como la que recibió Estrada y señales automáticas con sonido. (Tile tiene previsto lanzar una función para evitar el seguimiento de personas este año, según señaló un portavoz de esa empresa).

Sin embargo, los AirTags presentan una amenaza “singularmente dañina” porque la ubicuidad de los productos de Apple permite un seguimiento más exacto de los movimientos de las personas, dijo Eva Galperin, directora de ciberseguridad de la Electronic Frontier Foundation que estudia el llamado “stalkerware”, o software de acoso.

“Apple convirtió automáticamente todos los dispositivos iOS en parte de la red que utilizan las AirTags para informar de la ubicación de un AirTag”, explicó Galperin. “La red a la que Apple tiene acceso es mayor y más potente que la que utilizan los demás rastreadores. Es más potente para el rastreo y más peligrosa para el acoso”.

Apple no revela las cifras de ventas, pero los diminutos AirTags de 29 dólares han demostrado ser populares, pues se han agotado constantemente desde su presentación en el mercado.

Un portavoz de Apple, Alex Kirschner, señaló mediante un comunicado que la empresa se toma “muy en serio” la seguridad de los clientes y está “comprometida con la privacidad y la seguridad de los AirTag”. Explicó que los pequeños dispositivos tienen características que informan a los usuarios si un AirTag desconocido podría estar con ellos y que disuaden a los malos actores de usar un AirTag para fines nefastos.

“Si los usuarios sienten que su seguridad está en peligro, los animamos a que se pongan en contacto con las fuerzas de seguridad locales, que pueden trabajar con Apple para proporcionar toda la información disponible sobre el AirTag desconocido”, aseguró Kirschner.

La policía podría pedir a Apple que proporcionara información sobre el propietario del AirTag, lo que permitiría identificar al culpable. No obstante, algunas de las personas que hablaron con el Times no pudieron encontrar los AirTags de los que fueron notificados y dijeron que la policía no siempre toma en serio los informes de las notificaciones en sus celulares.

Después de salir la noche de un viernes de diciembre con su novio, Erika Torres, una graduada de música en Nueva Orleans, recibió en su iPhone la notificación de que un “dispositivo desconocido” había sido detectado cerca de ella durante un periodo de dos horas, y la había seguido desde el bar hasta su casa.

Llamó a la policía y llamó a Apple, pero nunca encontró el AirTag. Un representante de Apple le dijo que otros dispositivos podrían activar la alerta, como los AirPods. Cuando Torres publicó un video sobre su experiencia en YouTube, una decena de personas comentaron que les había sucedido lo mismo. “La cantidad de informes me hace pensar que debe haber algún tipo de falla que está causando que todas estas personas experimenten esto”, dijo Torres. “Espero que no todos estén siendo acosados”.

Estrada, quien recibió la notificación mientras estaba en Los Ángeles, acabó encontrando el rastreador del tamaño de una moneda alojado en un espacio detrás de la matrícula de su Dodge Charger 2020. Publicó un video de su experiencia en TikTok, que se hizo viral.

“Quizá Apple lanzó este producto con la intención de hacer el bien, pero esto demuestra que la tecnología puede ser utilizada para fines buenos y malos”, dijo Estrada.

Estrada refirió que un agente de la policía de Los Ángeles le dijo que su situación no era una emergencia y que, si quería presentar una denuncia, tendría que llevar el dispositivo a la comisaría por la mañana. No quiso esperar y se deshizo de él tras tomar varias fotos.

Un portavoz de la policía de Los Ángeles le comentó al Times que el departamento no había sabido de casos en los que se hubiera utilizado un AirTag para rastrear a una persona o un vehículo. Sin embargo, Estrada dijo que después de publicar su video en TikTok, un empleado de Apple, actuando por su cuenta, se puso en contacto con ella. El empleado pudo conectar el AirTag con una mujer cuya dirección estaba en el centro de Los Ángeles.

Otra mujer fue notificada por su iPhone que estaba siendo rastreada por un “accesorio desconocido” después de salir de su gimnasio en noviembre. Llamó a la policía cuando llegó a su casa.

A la mujer —Michaela Clough residente de Corning, California— se le dijo que solo se podía abrir un reporte si alguien se presentaba en su casa y que las notificaciones de Apple no eran prueba suficiente de que estaba siendo acosada. Más tarde se puso en contacto con un representante de servicio al cliente de Apple que pudo desconectar el dispositivo del iPhone de Clough. El dispositivo nunca fue encontrado.

“Estaba asustada y frustrada porque no había nada que pudiera hacer al respecto”, dijo Clough, y señaló que no había regresado a su gimnasio desde entonces. “Durante una semana, solo me quedé en casa”.

Las AirTags y otros productos conectados a la red de seguimiento de localización de Apple, llamada Encontrar (Find My), activan alertas a los iPhones desconocidos con los que viajan. La página del producto AirTag en el sitio web de Apple señala que los dispositivos están “diseñados para desalentar el rastreo no deseado” y que reproducirán un sonido después de cierto tiempo de no detectar el dispositivo al que están sincronizados.

En junio, después de que surgiera la preocupación por el acoso, Apple actualizó las AirTags para que empezaran a emitir un sonido al cabo de un día de estar alejadas de sus dispositivos vinculados, en lugar de tres días. Aun así, “no emiten un pitido muy fuerte”, dijo Galperin.

Una persona que no tenga un iPhone podría tener más dificultades para detectar una AirTag no deseada. Las AirTags no son compatibles con los teléfonos inteligentes Android. A principios de este mes, Apple lanzó una aplicación para Android que puede escanear en busca de AirTags, pero hay que estar lo suficientemente atento para descargarla y utilizarla de forma proactiva.

En junio, después de que surgiera la preocupación por el acoso, Apple actualizó las AirTags para que empezaran a emitir un sonido al cabo de un día de estar alejadas de sus dispositivos vinculados, en lugar de tres días. Aun así, “no emiten un pitido muy fuerte”, dijo Galperin.

Una persona que no tenga un iPhone podría tener más dificultades para detectar una AirTag no deseada. Las AirTags no son compatibles con los teléfonos inteligentes Android. A principios de este mes, Apple lanzó una aplicación para Android que puede escanear en busca de AirTags, pero hay que estar lo suficientemente atento para descargarla y utilizarla de forma proactiva.

Un portavoz de Turo dijo en un comunicado que la compañía no tiene control sobre la tecnología que utilizan los propietarios de automóviles en los vehículos que alquilan.

“Imagínate enterarte a través de una notificación de que está siendo rastreada”, dijo Maramba. “Y no puedes hacer nada al respecto”.

Información de New York Times

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario